Cursillo de Filosofía UNA arranca el 2 de diciembre

La Facultad de Filosofía, a través de su departamento de Eventos y Difusión, dio a conocer detalles de lo que será el cursillo preparatorio de ingreso 2013 – 2014. Los interesados en participar del mismo solo necesitan presentar su cédula de identidad y abonar el arancel correspondiente.  El curso, que arranca el lunes 2 de diciembre del corriente año, tiene un costo de 650.000 gs. al contado o de 700.000 gs. si abonas en dos cuotas, una de 480.000 y la segunda de 220.000. Las clases que se impartirá serán las de matemáticas, lengua española, filosofía, historia y psicología; en dos horarios disponibles: tarde – de 13:20 a 17:20 hs. – y noche – 17:30 a 21:30 hs.

Es importante aclarar que no es necesario ni obligatorio inscribirse al cursillo de la institución para poder inscribirse al examen de ingreso que se realiza en el mes de marzo de cada año.

Recordemos que la Facultad de Filosofía cuenta con seis carreras – Ciencias de Comunicación, Psicología, Letras, Historia, Filosofía y Ciencias de la Educación – además de contar con siete sedes en el interior del país como también con el Instituto Superior de Lengua con licenciatura en Guaraní y lenguas extranjeras.

Aquí dejamos el tríptico oficial del CPI:

http://ge.tt/1NayXIx/v/0?c

Estándar

Reglamento disciplinario de la UNA. Parte 2

Aquí va la segunda parte del reglamento disciplinario, disposición que a leguas esta desfasada, con ciertas lagunas y frases ambiguas pero es el vigente, de la UNA:

SECCION III

DE LAS SANCIONES Y SUS APLICACIONES

Art. 6º Corresponde al Consejo Superior, aplicar las sanciones que a continuación se señalan por causas justificativas debidamente comprobadas y en orden de prelación de acuerdo a la gravedad de la falta.

a)     Apercibimiento por escrito.

b)    Suspensión de sus miembros.

c)     Separación de sus miembros.

d)    Pedir al Poder Ejecutivo la destitución del Rector.

e)     Destituir a los Profesores Titulares, Adjuntos, Profesores, Contratados.

Art. 7º Corresponde al Rector en igual condiciones que en el articulo anterior aplicar las sanciones que a continuación se enumeran.

a)     Amonestación verbal al personal administrativo del Rectorado.

b)    Apercibimiento por escrito.

c)     Multas con importe de uno a cinco días de sueldo.

d)    Suspensión del trabajo sin goce de sueldos hasta noventa días.

e)     Separación del cargo.

f)      Destituir a los Profesores Asistentes y Encargados de Cátedra.

Art. 8º Corresponde a los Consejos Directivos en igual condiciones que en los artículos anteriores, aplicar las sanciones que a continuación se enumeran.

a)     Apercibimiento por escrito a sus propios miembros, profesores, auxiliares de enseñanza y alumnos.

b)    Suspensión a sus propios miembros, profesores, auxiliares de enseñanzas y alumnos.

c)     Declarar cesantes a sus propios miembros.

d)    Cancelar la matricula de los estudiantes.

e)     Cancelar la autorización otorgada a Docentes Libres para dictar cursos.

Art. 9º Corresponde a los Decanos:

a)     Amonestación.

SECCION IV

DEL PROCEDIMIENTO DE LOS RECURSOS

Art. 10º De las sanciones establecidas en este reglamento solamente se aplicaran sin previo sumario:

a)     Amonestaciones.

b)    Apercibimiento por escrito.

Las demás se aplicaran previo sumario instruido en cada caso por las autoridades respectivas o por las personas o comisiones especiales debidamente designadas por ellas y con sujeción a las normas siguientes:

a)     Iniciación del sumario de oficio o por denuncia de parte.

b)    Intervención del acusado para ejercitar su defensa.

c)     Acumulación de las pruebas legales del cargo o descargo.

d)    Resoluciones fundamentadas por las que se califique el hecho punible y de condena o absolución de culpa y pena del acusado.

Art.11º El sumario a que se refiere el articulo anterior quedara determinado dentro de los treinta días de su iniciación, periodo que podrá ser prorrogado por otro igual siempre que medien causas justificadas. La resolución definitiva será dictada dentro de los diez días a la terminación del sumario.

Art. 12º Para la formación del proceso se observaran en lo pertinente a las disposiciones del Código de Procedimientos Penales relativamente:

a)     Al contenido de la denuncia;

b)    Objeto y carácter del sumario;

c)     Existencia del hecho y omisiones punibles;

d)    Rebeldía o contumacia;

e)     Medios de prueba.

Art. 13º Contra la resolución condenatoria dictada en primera instancia por el Consejo Superior Universitario, podrá deducirse por una sola vez en recurso de revisión cuando se presenten nuevas pruebas de descargo. Dicho recurso se interpondrá dentro de los cinco días hábiles siguientes de notificada la resolución personalmente o por cedula, en el escrito fundamentado con el que se acompañaran las nuevas pruebas de descargo que fueren pertinentes.

Art. 14º De las resoluciones dictadas por el Rector podrá apelarse ante el Consejo Superior Universitario, dentro de los tres días hábiles siguientes a la notificación de la misma hecha personalmente a por cedula.

Art. 15º Contra la resolución del Consejo Directivo se podrá interponer el recurso de reconsideración.

Estándar

Reglamento disciplinario de la UNA. Parte 1

Nadie puede alegar desconocimiento de la ley, dice un conocido y gastado principio del derecho. Sabemos que es lo ideal pero también conocemos que existen muchas limitaciones, y falta de interés en algunos casos, en lograr esa difusión y expansión de las leyes para que todos las conozcan. Por eso,  y en un intento de menguar algo ese desconocimiento, les dejo esta vez el reglamento disciplinario de la Universidad Nacional de Asunción:

ACTA Nº 548

REGLAMENTO GENERAL DE LA U.N.A. – DEL REGLAMENTO DISCIPLINARIO DISPOSICIONES GENERALES

 

Art.1º Las autoridades universitarias, los profesores, auxiliares de enseñanza, así como los alumnos, quedan sometidos al régimen disciplinario establecido en la Ley Universitaria y este reglamento.

Art.2º El Rector, los Decanos y Directores de las distintas unidades académicas serán responsables del mantenimiento del orden, la disciplina y la moral dentro de los limites de sus respectivas jurisdicciones.

SECCION II

FALTAS DISCIPLINARIAS

Art. 3º Son faltas disciplinarias las que contravengan disposiciones de la Ley Universitaria y sus reglamentos.

Art. 4º Constituyen faltas disciplinarias de las autoridades universitarias, profesores y auxiliares de enseñanza.

a)     Ausencia injustificada que exceda tres días de clases seguidas o cinco alternadas.

b)    Abandono del cargo.

c)     Irresponsabilidad en el desempeño de sus funciones.

d)    Aceptación de empleos o comisiones incompatibles con el cargo.

e)     Falta de respeto.

f)      Menoscabo e insubordinación a la jerarquía superior.

g)     Ejercer presión sobre la conducta política de subordinados o alumnos.

h)    Adoptar resoluciones colectivas contra disposiciones de las autoridades competentes.

i)       Hacer uso de los locales situados en el predio de la Universidad para fines que no sean los del cumplimiento de sus funciones específicas.

j)       Dirigir o promover tumultos o formar parte de ello dentro del recinto de la Universidad.

k)     Realizar actividad política-partidaria o confesional en la Universidad.

 

Art. 5º Constituyen faltas disciplinarias de los alumnos

a)     Actos públicos de desorden que afecten el normal desarrollo de la labor universitaria.

b)    Falta de respeto.

c)     Menoscabo e insubordinación a la jerarquía superior.

d)    Adoptar resoluciones colectivas contra disposiciones de las autoridades competentes.

e)     Hacer uso de los locales situados en el predio de la Universidad para fines que no sean los del complimiento de sus funciones especificas

f)      Dirigir o promover tumultos o formar parte de ello dentro del recinto de la Universidad.

g)     Realizar actividad político-partidaria o confesional en la Universidad.

h)    Daños materiales causados en perjuicio del patrimonio de la Universidad. Las unidades académicas arbitraran las medidas para hacer efectiva la responsabilidad civil.

i)       Incumplimiento de normas reglamentarias o fraude en trabajos o pruebas de evaluación.

 

En el próximo posteo encontrarán la segunda parte del régimen disciplinario en que figuran, por ejemplo, las sanciones y procedimientos.

 

Estándar

El turismo, su crecimiento y su impacto en la economía paraguaya

El turismo es la actividad que trae beneficios a más sectores de la economía de un país, ya que no solo son los grandes empresarios los que reciben ganancias sino, también, hasta los más modestos en cuanto a inversión.

El Paraguay, en los últimos años, se está convirtiendo en un polo turístico importante dentro de Sudamérica. Tanto en turismo interno como receptivo. En cuanto al receptivo, varios son los motivos que traen a extranjeros al país y, entre ellos, y sacando de lado a quienes vienen por imperiosas razones laborales, se pueden citar la excelente gastronomía, los hoteles de primer nivel y los bajos precios que se manejan en comparación con otros países de región. Además, obviamente, de la bellezas naturales que posee. Asimismo, en lo interno, los paraguayos empiezan a inclinarse más por recorrer el territorio nacional, que también tiene lo suyo; aprovechando así, además, la parte económica.

Los datos oficiales, que se encuentran en la página web de Senatur, son más que claros en demostrar ese avance ya que presentan un considerable aumento en el porcentaje de percepción de divisas a través del turismo. El 2010 fue un año record en ese sentido con un crecimiento del casi 12 % con respecto al año anterior, que equivale a un ingreso de 240 millones de dólares.   En lo que va del 2012, hubo un incremento del 26 % en la cantidad de personas que visitaron el país como turistas y que se tradujo en 125 millones de dólares recaudados.

Por eso, los grandes empresarios empiezan a invertir más en los diferentes sectores; uno de ellos es el hotelero con un crecimiento de 126%  en cinco años, 2006-2011, que significó  una multiplicación de sus establecimientos en todo el país. Buenos ejemplos son los nuevos hoteles de primer nivel habilitados en ciudades como Ciudad del Este y Saltos del Guaira.

Otro sector que no se queda atrás es el gastronómico, que, según la firma de análisis South Food S.A., registró un incremento del 100% en cantidad de locales y una facturación con un monto que se encuentra entre los 80 y 100 millones de dólares anuales. Muchos de estos locales se expandieron al interior del país, mediante sucursales o a través del sistema de franquicias.

En síntesis, el crecimiento turístico que registra el Paraguay favorece a un desarrollo importante de la economía local; que, a su vez, incentiva a que, tanto los grandes empresarios como los medianos y pequeños, inviertan más en mejorar la calidad de sus bienes y servicios y a expandirse a sectores más rurales del país. 

Estándar

El rey del pedal. La historia de Lorenzo Prieto. Parte 2

A continuación la segunda parte del reportaje sobre el primer paraguayo en aparecer en el libro Guinnes:

Nace su amor por el ciclismo

Dialogando con él, nos contó cómo surgió ese interés por lo que más tarde se convertiría en su pasión, la permanencia en bicicleta.

Allá por el año 1954, formando parte de la orquesta “Columbia Jazz”, le tocó viajar al Brasil, específicamente a la ciudad de Río de Janeiro.

Una tarde calurosa de sol radiante, en las cercanías del hotel donde se hospedaba, Lorenzo dirige su atención hacia una cancha de baloncesto que se encontraba llena de gente que aplaudía y gritaba.  Al acercarse por curiosidad a observar qué pasaba, vio a un atlético caballero que resultó ser el campeón mundial de permanencia en bicicleta, su nombre era Silki Savage.

Aprovechando que Victoriano Pino (su director de orquesta) intercambiaba algunas palabras con el campeón, Lorenzo saltó de su ubicación en el público y se dirigió al ciclista:

–         “¡Señor campeón, señor campeón!…cómo me gusta lo que usted hace!”, y luego también agregó: – “¡A mí me gustaría hacer lo mismo!”.

–         “¿Quién es usted? ¿Cómo se llama?”, preguntó el campeón.

–         “¡Soy Lorenzo Prieto!”, le respondió.

–         “Esto que yo hago no es para un paraguayo alfeñique como vos”, espetó con mucha soberbia Silki Savage.

Pero Lorenzo no se atemorizó y le respondió: – “¡este alfeñique algún día te va a sacar tu título!”.

Lorenzo no sabía cómo lo haría pero ya tenía un objetivo trazado, quería ser campeón mundial de permanencia en bicicleta, y no tardaría mucho en conseguirlo.

Raid Asunción – Dallas

Lorenzo era gran admirador del ex presidente de los EE.UU. John Fitzgerald Kennedy, con quién decía compartir los mismos ideales. Recordemos que JFK fue presidente de 1961 hasta 1963, fecha en fue asesinado en Dallas, Texas.

Precisamente, por este hecho Lorenzo quería rendirle un homenaje y decide emprender viaje a los Estados Unidos en bicicleta. Parecía toda una locura.

Con diez kilos de tierra paraguaya en una bolsa, una placa de bronce de 15 kilos en honor a Kennedy, una bandera paraguaya y una guitarra al hombro, partió con la mira puesta en esa ciudad norteamericana que se encontraba a 7.668 kilómetros de Asunción.

En su trayecto pasó por la Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Colombia y de allí a Panamá, Guatemala, México, para luego culminar su recorrido en los Estados Unidos de Norteamérica.

Una de las mayores dificultades de su travesía fue cruzar la Cordillera de los Andes, la más grande del continente americano. Pedalear en una zona de entre 4 mil y 6mil metros de altitud era un obstáculo importante. Además a eso le sumamos el intenso frío y los constantes riesgos de tormentas en la zona. Pero Lorenzo lo logró, llegó a la frontera Argentina – Chile con su bicicleta. Obviamente sus músculos y articulaciones estaban entumecidos por el frío y tuvo que descansar mucho para luego seguir con su misión.   

El trayecto Colombia – Panamá lo hizo en barco, pero sin bajar de la bicicleta durante el recorrido.

A su paso por cada pedazo de suelo americano, era recibido y animado por las muchas personas que gritaban su nombre. La policía de cada país acompañaba su llegada y salida, al mismo tiempo de fiscalizar la travesía.

Lorenzo se financiaba el viaje. No tenía dinero para hoteles ni gastos imprevistos, por eso dormía la mayoría de las veces en la estaciones de bomberos de cada ciudad. Por las noches, agarraba su guitarra y recorría algunos bares, para ganarse propinas que solventasen su comida.

Una vez en Dallas, Lorenzo ofrendó ante el monolito erigido en honor al presidente Kennedy su bicicleta, la bandera paraguaya, la tierra de su país y la placa de bronce con la dedicatoria.

El gobierno norteamericano como reconocimiento lo invitó a recorrer todo el país. Además, para su regreso le obsequió seis maletas llenas de ropas, el pasaje de vuelta a Asunción y 2.500 dólares de viático.

Campeonato mundial

El 2 de abril de 1965, Lorenzo Prieto cumplía con su objetivo y se coronaba nuevo campeón mundial de permanencia en bicicleta, luego de 178 horas de haber iniciado el duelo con el brasileño Silki Savagge, el hasta ese entonces monarca de esa disciplina.

El duelo por el título comenzó el 26 de marzo de 1965 en la Plaza Independencia, ubicada frente al Hotel Guaraní de Asunción, que había sido elegido por la Confederación Record del mundo (CRM) como sede de la competencia, mediante un sorteo hecho en Francia.

Ambos ya se habían enfrentado unos meses antes en Uruguay. También con victoria de Lorenzo luego de 96 horas de competencia. Ese resultado fue el que lo habilitó para competir por el título del mundo.

El duelo fue presenciado (por unos minutos) hasta por el entonces presidente de la República, el Gral. Alfredo Stroessner. “Ha ña gana kena” fueron las palabras dirigidas a Lorenzo por parte del Jefe de Estado.

Distinciones

El 11 de agosto de 1998 el Consejo Nacional de Deportes rindió un homenaje a 37 personalidades, deportistas e instituciones ligadas al deporte, entre los cuales se destacaba el gran Lorenzo Prieto, quien recibió la distinción denominada “Honor al Mérito Deportivo”, consistente en una plaqueta lujosa y una insignia.

El agosto de 1998, recibió una distinción del Ministerio de Educación y Cultura. El entonces ministro, Dr. Nicanor Duarte Frutos, le entregó una medalla de oro por sus logros obtenidos.

En septiembre de 2004, recibe la “Distinción de Honor” de los Premios Paraná, que reconoce a los mejores en el campo del espectáculo, la cultura y el arte.

En abril del 2009, el vicepresidente de República, Federico Franco, le otorga una plaqueta de reconocimiento en Honor al Mérito como muestra de la importancia de su vida y ejemplo que sin dudas trascienden épocas.

Pero el reconocimiento más importante que recibió a lo largo de su vida fue el cariño de la gente, de esas personas que lo aclamaban, esos que lo seguían a todas partes y disfrutaban de sus hazañas, y que hasta hoy lo conocen como “el rey del pedal”. 

Fuente: Libro “El Rey del Pedal” de Jorge Sebastian Miranda

Estándar

El rey del pedal. La historia de Lorenzo Prieto. Parte 1

La vida del campeón paraguayo de permanencia en bicicleta y primer compatriota en figurar en el libro “Guinnes”. Todo un ejemplo de superación. Un deportista ejemplar y multifacético que nos muestra que “querer es poder”. 

En el Principado de Mónaco, el 8 de octubre de 1968 un paraguayo se coronaba por segunda vez Campeón Mundial de Permanencia en bicicleta, tras 720 horas (30 días y respectivas noches) sin tocar el piso con los pies. Su nombre era Lorenzo Prieto y, además de levantar el cinturón de campeón,  inscribía su nombre y logro en las páginas del libro “Record Mundial Guinnes”, siendo el primer compatriota en hacerlo. 

El título lo consiguió en el décimo Campeonato Internacional de Permanencia en Bicicleta, realizado en el Estadio de Montecarlo.  Nueve países participaron en el evento, siendo el argentino Mario Rolón quien más pelea dio al campeón paraguayo, con 25 de días de permanencia.

Dicho record lo mantiene hasta ahora, nadie lo pudo superar. Su última defensa fue el año 1990, a los 47 años y ante un argentino 15 años menor.

Hoy día tiene 68 años, y está felizmente casado con Eulalia Raquel Insfrán.

Sus inicios

Con este reportaje quiero rendirle un justo homenaje a este deportista ejemplar que se propuso ser el mejor y lo logró. Un paraguayo que se codeó con grandes figuras internacional, que triunfó y se cansó de establecer record. El primer compatriota en hacer figurar al país en las hojas del famoso libro “Guinnes”. Es uno de los héroes civiles y patrimonio cultural del país.

Nació el 27 de octubre de 1942 a orillas del río Paraguay en un paraje chaqueño llamado Banco Guazú, Palma Loma. Luego de una semana, su familia se traslado al barrio Santísima Trinidad de la capital, en donde fue inscripto en los registros de nacimientos.

Lo apodaban “pibito” y desde muy chico empezó a trabajar, asumiendo que la prioridad en su hogar era la del sustento diario. Lo hacía como canillita y otras veces de lustrabotas.

Sus primeros estudios los realizó en la escuela Carlos Antonio López, de Trinidad, luego en el Perpetuo Socorro, Emilio Ferreira y finalmente en la escuela Juana María de Lara. El cansancio y el estómago vacío impidieron que no sea mejor alumno de lo que hubiera querido.

La educación secundaria de Lorenzo transcurrió en el Colegio Nacional de la Capital, cuna de grandes pensadores y otros personajes célebres del Paraguay. El no sería uno más del montón.

Luego, con mucho esfuerzo ingresó a la facultad de Medicina pero los apremios económicos le obligaron a abandonar, luego de 3 años de estudio.

Multifacético

En el inicio de la adolescencia, a los 11 años incursiona en el arte, la música y la locución. Animaba fiestas, participaba en festivales. Su facilidad de palabra, su espíritu alegre y contagioso lo ubicaron ante un nuevo romance, la consideración del público, el contacto con la gente, el aplauso bien ganado. Como animador y locutor recorrió los locales más conocidos de la época, donde actuaban grandes grupos musicales, como El Ranchito, Bar Parrillada Medianoche, Los Curepas, El Fergal, entre otros.

De la animación, continuó la senda hacia la música. Integro un conjunto musical con el maestro Victoriano Pino y la Columna Jazz, y este hecho lo llevó a un mayor desafío, pues a través de eso conoció al campeón mundial de permanencia en ciclismo.

Como guitarrista y cantante, paseó por varios continentes la música paraguaya, junto a reconocidos artistas nacionales e internacionales, entre los cuales podemos destacar al gran Luis Alberto del Paraná. Como locutor y animador fue protagonista de varios programas de radio y voz comercial de prestigiosas marcas.

En el mundo del espectáculo sobre tablas, le pusieron el sobrenombre de “Mustafá”, por su parecido con el faquir más joven de América. Así también, formó parte del trío cómico más popular de la época. “Pantocho, Cantín y Piolín”, siendo una de sus presentaciones más importante aquel radioteatro llamado “Sherlock Holmes contra el Conde Drácula”.

También incursionó en la cinematografía. Gracias a la gestión de Luis Alberto del Paraná (su amigo y representante en ese entonces) pudo conocer a Dino de Laurentis, uno de los grandes directores de cine, quien lo invitó a participar en algunas de sus realizaciones.

Participó en unas 23 películas como actor secundario y en otras como doble. Hizo de karateca en la película “El Regreso del Dragón”, en donde conoció al gran Bruce Lee. Aunque nada de parecido tiene con otro protagonista del cine, hizo el doblaje de Terence Hill, en una de las aventuras de “Trinity”, aquella recordada serie italiana.

Otra recordada película de la que formó parte fue “Los Misioneros”, junto a Mario Moreno “Cantinflas”. Actuó de indio en “Por mis pistolas” y en otra cinta titulada “Conserje en condominio”.

Lorenzo filmó en Europa, Estados Unidos y México.

Asimismo, era un apasionado del boxeo, eso lo llevó a convertirse en luchador profesional en la categoría Peso Mosca, con destacadas incursiones en veladas boxísticas desarrolladas en los clubes San Antonio y el Estadio Comuneros, allá por 1958. El Luna Park de Buenos Aires también sería testigo de sus aptitudes pugilísticas.

Definitivamente, todo un multifacético, fue músico, locutor, actor, payaso, y hasta boxeador.

Fuente: Libro “El Rey del Pedal” de Jorge Sebastian Miranda 

Estándar

Reportaje sobre la Eutanasia. Parte 2

Les dejo la segunda parte del reportaje interpretativo presentado a finales del 2012 como trabajo práctico final en la cátedra de Teoría y Práctica del Periodismo III. Aquí va:

La eutanasia en el Paraguay

En nuestro país, en el 2008 se dio el único caso en que solicitaron judicialmente una autorización para aplicar la eutanasia a una persona. Los padres de Eliodoro López, quien sufrió un accidente motociclístico sobre la ruta VII en Ciudad del Este, que le ocasionó un derrame cerebral irreversible, pidieron a la fiscalía la venia para que los médicos puedan desconectar el respirador artificial que mantenía vivo a su hijo. El pedido fue negado a la familia por ir en contra de la ley, según argumento el fiscal.

 A pesar de que su práctica está prohibida por ley, varios son los profesionales de la salud que admiten conocer casos en que fue aplicado el procedimiento.

“Hay médicos que provocan aborto y acompañan la eutanasia en nuestro país, pero ninguno de los dos extremos está permitido por nuestra legislación, pero no es esa la misión del médico”, afirmó el Dr. Enrique De Mestral durante su exposición en el Primer Foro Nacional de Bioética que se llevó a cabo en Villarrica en mayo de este año. “En Paraguay yo creo que se practica la eutanasia, así como se practica el aborto, pero formalmente no”, agregó.

Asimismo, el neurólogo Miguel Ángel Aguilar, durante una entrevista para el programa AAM de radio Cardinal en junio, manifestó que se realiza la eutanasia si la familia del paciente firma un documento de autorización para el médico y en que conste que es voluntad del enfermo y de su familia la aplicación del procedimiento.

Inclusive, en el 2007, el entonces gobernador del departamento Central y actual presidente de la República, Federico Franco, confirmaba al portal digital argentino “Noticias Formosa” que en los hospitales paraguayos se realizaba la eutanasia. “Nosotros no somos dueños de la vida, el dueño de la vida es el Señor Jesús y no es fácil tomar la decisión. Pero acá en nuestros hospitales se practica la eutanasia. Te voy a ser más directo, se practica la eutanasia porque a veces con el paciente vos tenés que elegir a quién le vas a salvar y quién no se va a salvar”, sentenció. “Se les hace firmar un diagnóstico y se le explica que el hecho de retirar el respirador, que suele ser generalmente el método invasivo más importante para mantenerlo vitalmente a un paciente, permite que no se le siga manteniendo con vida, se retira el respirador y se acaba la vida, pero es una decisión que tienen que tomar los familiares, verdad, por cualquier problema médico legal”, sostuvo al ser abordado sobre el procedimiento más utilizado.

Organizaciones a favor y en contra

En 1935, en el Reino Unido se creó la Sociedad de Eutanasia Voluntaria (VES, por sus siglas en inglés) como un grupo de personas que defendían el derecho a tener una muerte digna. Con el correr de los años se fueron fundando más organizaciones pro eutanasia, llegando en la actualidad a 38 en 23 países.

La ADMD, Asociación Derecho a Morir Dignamente, fue fundada en España en 1984 y hasta hoy es una de las organizaciones que más avances ha logrado a favor de la eutanasia dentro de su país.

“¿Cómo puede un poder extraño a mi persona impedirme buscar ayuda y comprensión para que el fin de mi vida, en lugar de ser horroroso -tengo cáncer-, sea al menos amable? ¿Qué clase de autoridad tiene quien puede inmiscuirse en la intimidad más profunda de mi conciencia para convertir en delito lo que para él, o ellos, es un pecado de su religión? ¿Hasta cuándo tendremos que estar sufriendo por la falta de sentido común de algunos? ¿Para cuándo el cambio prometido? ¿Es que habrá cambio alguna vez en este país? Señor director, le sugiero que promueva un amplio debate en su periódico sobre lo que significan las palabras democracia, libertad, tolerancia, propiedad e igualdad. Seguro que leeremos cosas muy sabrosas y pintorescas”, se preguntaba Vicente Arribas Vázquez, socio fundador de ADMD, en una carta enviada al diario El País y publicada el 11/12/1984.

En nuestro país no existen organizaciones que se manifiesten públicamente a favor de la eutanasia, sin embargo, si podemos encontrar muchas que están en contra.

La Federación de Asociaciones por la Vida y Familia (Fedavifa) es una de las tantas organizaciones que se manifiesta en contra de la eutanasia. “Nosotros fuimos creados por Dios y es el dueño de nuestra vida y, por lo tanto, no tenemos nosotros porqué quitar una vida”, afirma la presidenta, Dra. Néstar de Stark. Asimismo manifestó que en vez de incentivar la elaboración de leyes que la legalicen, se debe buscar la forma para que personas que llegan a cierta edad o que tienen alguna enfermedad crónica e incurable pasen lo mejor posible.  “No fomentemos la cultura de la muerte, todo se quiere solucionar así. Hay  menosprecio por la vida”, sentenció.

En síntesis, muchas son las personas que abiertamente manifiestan su repudio a la eutanasia con argumentaciones que abundan en variedad y van desde lo ético hasta lo religioso. Los creyentes apuntan a que nadie puede disponer de la vida de las personas y que solo Dios, que es el creador, puede deliberar acerca de la existencia y la muerte de alguien. Los partidarios de la eutanasia sostienen que cada uno es libre de decidir como desea vivir y morir y que, en el caso de los enfermos terminales con dolores insoportables, es bueno tener esa opción para que la muerte sea amable y no desgastante tanto para la persona afectada como para la familia. Los médicos, en cambio, se declaran en contra al sujetarse de la bioética para fundamentar su rechazo al señalar que su misión es la de salvar la vida y no lo contrario; sin embargo, se contradicen al reconocer que se práctica ese procedimiento en los hospitales.

Sin dudas, esa práctica furtiva de la eutanasia seguirá siendo aplicada en los distintos centros médicos por pedido de pacientes y familiares que, al fin y al cabo, son los únicos con la libertad de deliberar sobre la situación en que se encuentran. Es por ello que la única solución es su legalización para que, por lo menos, ese derecho de una persona a morir dignamente se respete bajo la protección de una ley.

 

 

Estándar